×

Iran Tour OperatorKEY2PERSIA

El periodo islámico de Irán

La historia del periodo islámico de Irán

La conquista de los árabes y la llegada de islam a Irán, comenzó un nuevo capítulo en la historia de Irán, el periodo Islámico. Igual que la antigüedad de Persia, el periodo islámico de Irán contiene muchos acontecimientos y eventos destacados. Sinceramente, este periodo no solo tiene un papel clave en la historia de Irán, sino en la historia del mundo, así que los árabes conquistaron muchos lugares, desde la india hasta Marruecos y la península de Iberia.    

 

La conquista de los árabes:

Este periodo histórico de irán empieza tras la conquista de los árabes a mediados del siglo VII, cuando los árabes derrotaron a los sasánidas en la batalla de Al-Qadisiya, al sur de Mesopotamia, y luego se repitió en Nahavand, cerca de Hamadán, que era el fin del poder sasánida. La pregunta más frecuente es ¿Cómo los árabes podían derrotar los sasánidas? O ¿Por qué los sasánidas no podían evitar la conquista de los árabes? La teoría más posible es, porque los romanos y los persas tenían una lucha constante e indeterminable, hasta que debilitó ambos imperios majestuosos del mundo antiguo y por eso fácilmente fueron derrotado por los invasores árabes. Además, la dinastía sasánida era una dinastía religiosa, como su fundador, Ardacher o Ardeshir, era un mago zoroástrico y después de que estableciera su propio reino, los magos tenían un papel clave en el imperio sasánida. Poco a poco eso se resultó una búsqueda de poder por los magos y al final resultó a que la gente no era contenta con ellos, especialmente es que los magos persiguieron los creyentes de otras religiones. Debido de eso la antigua religión persa del zoroastrismo dio paso al islam. Verdaderamente, los persas aceptaron a gusto la religión de islam y no les costó cambiar su religión antigua, el zoroastrismo. Sin embargo, al principio los conquistadores árabes hicieron lo mismo y acosaron los zoroástricos.

 

Los califas y los gobiernos locales:

Al principio, los califas omeyas gobernaron Persia desde su capital, Damasco. pero en el año 750, una rebelión elevó al trono a la dinastía Abasí, que estableció su capital cerca de Bagdad. A pesar de los omeyas, los abasíes adoptaron la cultura, las artes y las prácticas administrativas sasánidas y los persas tenían un papel importante en la corte. Gradualmente, aparecieron algunos gobiernos locales en unas zonas del califato, al este de Irán, y desmoronaron el poder de los califas. Los gobernantes tahiridas, son los primeros que establecieron su gobierno local al noreste de Irán, 821-873. El fundador de esa era fui Tahir quien desenvainaba su espada con ambas manos y en esta ocasión se le otorgaron el título de Zoliminin. Los tahiridas se derrotaron por los saffarís, 868-903. Su capital era la ciudad de Zarang, el actual Sistán que está ubicada al sudeste de Irán. Los saffarís se consideraban descendientes de los sasánidas que emigraron a Sistán tras la invasión de los árabes. A pesar de los tahiridas, los saffarís eran un gobierno independiente al califa y por eso el califa provocó los samánidas a destruirlos, 874-999. El gobierno de samánida fue fundado por cuatro hermanos, Noah, Ahmad, Yahya y Elías. Cada uno de ellos controlaba parte de las tierras samánidas y gobernaba como vasallos abasíes. Dicen que, los Samánidas eran descendientes de Bahram Choobin, un noble Sasánida. Amir Ismael Samani, es el rey más famoso de esa era quien su tumba está en Bujára y tiene el estilo arquitectónico de los templos de fuego. Los Ghaznávidas o Ghaznavíes son otra dinastía vasallaje al califato abasí que llegaron al poder de 977 y gobernaron hasta 1186. En los últimos años de los samánidas, un general turco llamado Alptegin, trató de llevar al poder a un miembro de la familia Samánida, Nasr Ibn Abdul Noah. Pero fracasó, y su primo Mansour ibn Noah se sentó en el trono en su lugar. Después de este incidente, Alptegin fue a la ciudad de Ghazni en Afganistán y se hizo cargo del gobierno allí, los bases de la dinastía Ghaznávidas. Finalmente, los Ghaznávidas aniquilaron los samánidas. En el oeste y centro de Irán, dos dinastías de ziyáridas y Búyidas surgieron del norte de Irán y liberaron las regiones centrales y occidentales del país, los ziyáridas, 928-1043, y los Búyidas, 945-1055. En particular, la fuerza y el poder de los Búyidas resultó a que los califas tuvieran que rendirse a ellos, les entregaron el gobierno de Bagdad, la capital del califato, y Se contentaron como califas y respetuosos externos. El soberano Búyida más famoso fue Adud al-Dawla  que asentó su capital en la ciudad de Shiraz y por su orden se construyeron el santuario de Ali Ibn Hamzah en la ciudad de Shiraz, donde es el cementerio real de Búyidas.

 

La dinastía Selyúida:

inevitablemente, estas dinastías locales de Irán no podían mantener su poder y al final fueron aniquiladas por la dinastía Selyúcida, 1038-1194. Los selyúcidas, selchucos o selyuquíes, fueron una dinastía turca oğuz cuyas, A pesar de las rebeliones, como los ismaelitas, gracias al poder de su ejército conquistaron casi los territorios de actuales Irán, Irak y Asia menor. Los turcos selyúcidas con la ayuda de sus visires, viceres, iraníes pudieron establecer una nueva era en la historia de la arquitectura persa, se llama el estilo arquitectónico Razi, la mezquita del viernes de Isfahán es un ejemplo claro de estilo arquitectónico de esa época de Irán. Los selyúcidas conquistaron Isfahán, en 1051, y la convirtieron a su capital dinástica. La supremacía de la dinastía Selyúcida llegó por los Corasmios o Jorezmitas, 1077-1231.

 

La dinastía Jorasmita:

Al principio los Corasmios eran vasallos de los Selyúcidas, pero poco a poco los derrotaron y formaron una nueva era en la historia de Irán, la época Corasmia o Jorezmita. Está época fue fundada por Anushteguin Gharchai quien fue nombrado el gobernador de Khawrazm por el rey Selyúcida, en 1077. Dicen que él era un esclavo que fue comprado por el comandante del ejército Selyúcida en Khorasan, noreste de Irán. Gradualmente, durante el reinado de los selyúcidas, este esclavo, debido a su gran talento y competencia, había ascendido de rango y elegido el gobernador de Khawrazm. Los Corasmios reinaban la mayor parte de Irán, excepto la parte occidental, y Asia menor hasta la llegada de los mongoles.  

 

Los Ilkanatos: 

Las tribus mongoles vivían en Mongolia y según su clima desfavorable siempre luchaban para ganar la vida. Pues, los mongoles eran trabajadores, audaces y violentos que luchar y saquear fueron formas adecuadas de ganarse la vida para ellos. Las tribus mongoles se gobernaban de forma independiente bajo el Han o Kan tribal hasta que bajo el liderazgo de Gengis Kan se apoderaron de toda Persia, 1227-1334. El nombre original de Gengis era Tamuchin que en la literatura mongol significa el herrero y después de llegar al poder se cambió a Gengis Kan, el gran Kan. Según los historiadores la excusa de la invasión de los mongoles a Irán era el asesinato de algunos comerciantes mongoles por un gobernante Corasmia. Los mongoles destruyeron muchas de las ciudades que conquistaron, borrando gran parte de la historia documentada de Persia. Sin embargo, a pasar del tiempo, los reyes mongoles se encantaron por la cultura persa y se convirtieron a grandes mecenas artísticos y dejaron muchos monumentos, como el maravilloso mausoleo de Uljayto en Soltaniyeh, al oeste de Irán que es un patrimonio de la humanidad. Después de la muerte del último rey mongol, Abu Said, se empezó un periodo caótico y otra vez surgieron algunos gobiernos locales, hasta que alzó Tamerlán.

 

Los Timúridas: 

Tamerlán originalmente era mongol y dicen que era un descendiente de Gengis Kan. En esa situación caótica Tamerlán conquistó casi todo el imperio mongol y fundó la dinastía ilkanato, 1370-1506. Tamerlán era más un guerrero y comandante militar que un rey y debido de eso a lo largo de su reino solo desarrolló y restauró la ciudad de Samarcanda, irónicamente se dice que Tamerlán destruyó el mundo para construir una ciudad. Tamerlán falleció antes de atacar China y después su muerte había un conflicto entre sus sucesores hasta que su hijo, Shahrokh Mirza, dominó a los rebeldes y estableció su capital en la ciudad de Herat, en el actual Afganistán. A pesar de su padre, Shahrokh y sus sucesores ponían más atención en paz y el progreso del país. Durante el reinado de los sucesores de Shahrokh, con la aparición de demandantes como Qaraqoyunlu y Aq Qoyunlu, el territorio de ilkanato se limitó a las regiones orientales de Irán. Finalmente, tras la conquista de los Safavidas y los uzbekos, en Khorasan y los Transoxiana, los ilkanatos fueron ahuyentados a la India y allí establecieron el imperio Mughal.

 

El imperio Safávida:

El Imperio safávida, 1501-1722, es considerado el Imperio persa más grande tras la conquista de los árabes. De hecho, los safávidas originalmente eran kurdos iraníes. Por otra parte, los safávidas reanimaron la gloria de Persia. Aunque, la dinastía safávida fundó por Shah Ismael l, el nombre de la dinastía se refiere a su ancestro Safioddín Ardabilí quien era un jeque sufí poderoso. Shah Ismael introdujo islam chií como la religión oficial del imperio después de que conquistara Tabriz y aniquilara los Aq Qoyunlus. Pero, Shah Ismael perdió la guerra de Chaldoran a los Otomanos y también su capital, Tabriz. Luego, la capital dinástica se trasladó a la ciudad de Qazvin, al centro occidental de Irán, hasta que Shah Abas l el grande entronó. Al llegar a poder, Shah Abas quien era el quinto rey safávida, trasladó la capital dinástica de Qazvin a Isfahán. Luego ordenó a restaurar y cambiar la cara de la ciudad de Isfahán para que fuera una capital merecida, aquí se encuentra la plaza majestuosa de Naqsh-e Yahan y otros edificios safávidas. También para fortalecer su ejército, al principio realizó un tratado de paz con sus enemigos, los uzbekos y los otomanos. Más tarde, cuando estableció sus planes, derroto los uzbekos, los otomanos y de repente los portugueses. Eso sí, lo que es el logrado más importante de Shah Abas es que reanimó la gloria de Persia y el recuerdo de la antigüedad de persa. Los sucesores de este soberano safávida no eran tan hábil como él y otra vez este periodo glorioso de la historia de Irán fue terminado por los conquistadores afganos cuyos gobernaron en Irán por 7 años. Sinceramente la incompetencia de Shah Sultán Husein, el último rey de la dinastía safávida, es la obvia razón de este deterioro. Verdaderamente, los afganos llevaron su queja desde el gobernador de Herat a su soberano safávida, pero él no estaba consciente sobre los sucesos del imperio y esta negligencia resulta a la caída del imperio safávida.

 

La dinasía Afsárida:

En 1722, los afganos asediaron la capital del imperio safávida y al final conquistaron de la ciudad, asesinaron miles de personas, pero afortunadamente dejaron sus maravillas arquitectónicas. Pero no fue el fin de la dinastía Safávida, así que los safávidas fueron rescatados por un mercenario, Tahmasb Qoli, quien luego se convirtió al rey y fundó la era Afsárida. En 1729, Tahmasb Qoli o Nader Shah dispersó a los afganos. La dinastía Afsárida fue fundada en 1736 por Nader Shah con el derrocamiento del último rey safávida, cuando se auto coronó como Nader Shah. Nader Shah se considera un genio militar. La conquista de India en 1738, es una evidencia de su inteligencia militar. Después conquistar India, Nader Shah volvió con un botín que incluía los diamantes Kuh-e Nur y Darya-e Nur, el último puede verse en el Tesoro de las Joyas Nacionales de Irán en Teherán. Durante el reinado de Nader Shah, Irán alcanzó su mayor extensión desde la caída del Imperio sasánida. Pero con su asesinato en 1747, su imperio se desintegró rápidamente y se dividió entre los comandantes del ejército, mientras que solo partes de Khorasan permanecieron bajo el dominio de restos de la dinastía Afsárida.

 

La era Zand: 

Tras Nader Shah, sus comandantes del ejército lucharon para llegar al poder. Entre ellos Karim Jan Zand, 1750-1779, alió con otros comandantes de la tribu Bakhtiari y conquistaron Isfahán para entronar un príncipe Safaví, Ismael lll. Luego, Karim Jan se convirtió al comandante del ejército hasta que Ismael lll murió. Karim Jan oficialmente llegó a poder a continuación. No le interesaba mucho la guerra ni a ser Shah, por eso se llamaba Vakil Al-Roaya. Este título literalmente significa el representativo de la gente, pero políticamente significa el representativo del rey.  Karim Jan se recuerda por trasladar la capital a Shiraz donde construyó la impresionante ciudadela de Karim Jan, el baño Vakil, el bazar y la mezquita Vakil. Después la muerte de Vakil Al-Roaya, había una crisis de sucesión y al final en 1796 Agha Muhammad Jan Kayar fundó la dinastía Kayar y dominó a todo Irán y estableció Teherán a su capital. 

 

La dinastía Kayar: 

Los Kayar, 1796-1925, eran una tribu turca que poco a poco empoderaban desde la dinastía Safávida. De hecho, después de la caída de la dinastía Safavida, los Kayar junto con otros luchaban para tomar el poder, pero no tenía éxito. A lo largo de esas luchas Agha Muhammad Jan fue esterilizado por Adel Shah, el hermano de Nader Shah. Además, durante la época Zand, su padre, Muhammad Hasan Jan, fue matado en una guerra por Karim Jan y si mismo era un rehén en la corte hasta que hundió y derrotó los Zand. Dicen que Agha Muhammad Jan fue Asesinado por dos sirvientes que había sentenciado a ejecución por el rey. Luego, como Agha Muhammad Jan había sido esterilizado, su sobrino Fath Ali Shah entronó. La dinastía Kayar se considera un desastre en la historia de Irán. verdaderamente, Irán había la batalla de los rusos y los británicos. Rusia Quería tener acceso al golfo Pérsico y a la India, mientras que Gran Bretaña estaba igualmente negárselo. Estas intervenciones de los extranjeros y la debilidad de los reyes se resultaron a deterioro del país. También, durante esa época Irán perdió la propiedad de Caucásea, Armenia, Azerbaiyán y partes de Afganistán y Pakistán. El acontecimiento más importante de esa época, fue la revolución constitucional.  La revolución constitucional sucedió debido al descontento popular nacido de la injerencia extranjera, el declive económico y las nuevas ideas de libertad, democracia y de modernidad. En 1906 Muzaffar Al-Din Shah fue obligado a aceptar la revolución constitucional y a aprobar un embrionario Parlamento. Finalmente, en 1925, el parlamento de Irán decidió la terminación de la dinastía Kayar y estableció la dinastía Pahlavi, 1925-1979.

 

La dinastía pahlavi:

La dinastía pahlavi es la última dinastía del reino en Irán y fue fundado por Reza Jan. Reza Jan era un comandante militar, se llamaba Qazaq, y verdaderamente llegó al poder por un golpe de estado, especialmente por el apoyo de la Inglaterra. Al principio, en 1921, Reza Jan fue el primer ministro de Irán y en 1925 se coronó a sí mismo y su nombre se convirtió a Reza Shah. A lo largo de su reinado, Reza Shah pretendió a renovar Irán, sineramente imitado a Atatürk quien era el fundador de Turquía moderna. En particular, él se convirtió el nombre del país a Irán, antes Irán llamaba Persia. Irán literalmente significa la tierra de los Arios, las tribus indoeuropeas, y Persia significa la tierra de los persas cuyas eran una tribu de los Arios. Sí, muy inteligente, a pesar de Persia, el nombre Irán contiene todas las razas del país. Durante la segunda Guerra Mundial, la excusa del apoyo de Reza Shah al régimen nazi fue la gota que colmó el vaso para Gran Bretaña y Rusia. En 1941, atacaron a Irán, Rusia desde el norte y Bretaña desde el sur, y obligaron Reza Shah a exiliarse en Sudáfrica, donde murió en 1944, y asentaron su hijo en el trono, Muhammad Reza Shah, de 21 años, quien era el último rey de Irán. Muhammad Reza Shah recuperó el poder absoluto bajo la influencia de los británicos hasta la revolución islámica, 1979.

 

La revolución islámica:

De hecho, la revolución islámica de Irán se empezó desde hace muchos años debido al descontento de la gente hasta que bajo el liderazgo de Ayatolá Jomeini estalló en 1979. Desde entonces, Irán se ha confrontado muchos acontecimientos. En los principios años de la revolución muchas personas importantes, cuyas tenían un papel calve en la revolución islámica de Irán, fueron asesinados, especialmente por la Organización Popular de Mojahedin de Irán y desafortunadamente por la ayuda de los países occidentales, ahora su sede está ubicada en Europa, en Albania. Asimismo, mientras había un caos interno en el país, en 1980 una guerra se provocó a Irán por Irak que tardó 8 años, por el apoyo de los países occidentales. El año siguiente, el fundador de la república islámica de Irán, ayatolá Jomeini, murió y el líder supremo de Irán pasó a mano de ayatolá Jamenei. Otra materia muy polémica es el programa nuclear de Irán. aunque los países occidentales reclaman los peligros de este programa, Irán insiste que es un programa pacífico y solo utiliza la energía nuclear en el medico y las industrias. Al final, después años de negociones, Irán y los países occidentales llegaron a un acuerdo cuyo desafortunadamente fue destruido por EEUU, el presidente de EEUU retiró desde el acuerdo nuclear y delincuentemente sancionó Irán en todos los sentidos.

 

La historia de Irán se divide en la historia del periodo pre-islámico, o la antigüedad de Irán, y el periodo islámico de Irán. como Irán está ubicado en el puente del mundo, en el oriente medio, a lo largo de la historia de este país tan antiguo muchos acontecimientos históricos muy importantes han ocurrido, por ejemplo, la invasión de los macedonios, la invasión de los árabes, la invasión de los mongoles, o el surgimiento de imperios aqueménidas, sasánidas y safávidas. ¿Querías saber más sobre este destino turístico tan fascinante? Pues, Viaja a Irán. es.key2persia.com es uno de los mejores operadores turísticos de Irán que planea diferentes tipos de tours por Irán. ¡Qué lo pase genial!

 

 

 

Add Comment